La logopedia es la actividad sanitaria que se encarga de la prevención, el diagnóstico, la evaluación y el tratamiento de los trastornos del lenguaje (oral y escrito), el habla, la voz y la deglución, tanto en niños como en adultos.

En los niños pueden presentarse, desde corta edad, señales de alarma que deben ser tenidas en cuenta. El  diagnóstico precoz de cualquier alteración es primordial para una adecuada rehabilitación, al igual que una intervención multidisciplinar (pediatras, neurólogos, otorrinos, psicólogos).

Debemos ser conscientes de que cada niño es diferente y tiene su propio ritmo de desarrollo y aprendizaje.

Los signos que pueden hacer sospechar de la existencia de algún problema son

0-12 meses: ausencia de sonrisa social o emisión de sonidos y “gorgogeo”, no gira la cabeza hacia el origen de un sonido, no muestra interés por las voces que surgen a su alrededor, no emplea gestos para comunicarse.

12-18 meses: no muestra atención a su nombre, no emite sonidos de dos sílabas, no han aparecido las primeras palabras, no muestra intención comunicativa, no señala, no comprende palabras de uso común u órdenes sencillas.

2 años: no emite oraciones de más de 2 palabras, no comprende el “no”, muestra reacciones incoherentes, no tiene iniciativa  para comunicarse.

3-4 años: ausencia de juego simbólico, falta de interés por jugar con otros niños, dificultad para mantener una conversación, omisión de sílabas, dificultad para narrar y describir acontecimientos.

4-5 años: no sabe pronunciar todos los sonidos del habla (p. ej. /rr/, /ch/, /s/…), lenguaje ininteligible, dificultades para comprender el lenguaje.

Ante la sospecha o la existencia de algunos de estos signos se debe consultar con el pediatra, el cual nos indicará los pasos a seguir  o bien acudir a la consulta de un logopeda que nos remitirá, si fuera necesario, a otros profesionales.

Es importante tener  en cuenta que el lenguaje es un instrumento de socialización y si este falla o existe algún impedimento afectará al desarrollo integral del niño, por lo que es altamente aconsejable no dejarlo pasar y solicitar la opinión de un experto.

Redacción

Redacción

Saltando en los charcos. Tu nueva revista infantil en Madrid.

Sígueme en:
TwitterFacebook

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter