Si queréis ser más originales a la hora de hacer un regalo a papá el próximo domingo, 19 de marzo en su “Gran Día” y queréis huir de la típica compra rápida de la consabida corbata, la colonia o cualquier otra obviedad, desde Saltando en Los Charcos os damos pistas que le dejarán con la boca abierta. No se trata de comprar, sino de pensar cosas que le pueden hacer ilusión, actividades para su tiempo libre, entradas para algún espectáculo que le apasione y, ¿por qué no? objetos hechos por nosotros mismos. Así pues,  también os animamos a hacer unos fáciles y artísticos regalos que, además de encantarle por estar hechos por sus niños, te ayudarán a practicar manualidades con tus hijos y a ellos les darán la oportunidad de regalarle a papá algo personal y hecho con sus manitas. ¡Todo un orgullo! Si empezáis hoy, tenéis una semana para preparar y desarrollar la sorpresa con tiempo. De todas formas, no os compliquéis, lo importante es el detalle y estos son realmente sencillos de hacer. Ánimo y a la tarea.

UN CUADRO QUE DEJA HUELLA

Nada más fácil, una cartulina blanca, pintura de manos negra y blanca, pides a papá que deje la huella de su mano grabada en negro (sin contarle para qué), cuando se seque, grabas la tuya dentro en blanco, cuando seque escribes debajo “Papá y yo”, lo firmas, lo enmarcas… ¡y listo!. Así de bonito será el cuadro:

UN CERTIFICADO DE SOLIDARIDAD

Le puedes hacer socio o padrino de alguna ONG que tenga que ver con la infancia. El Aldeas Infantiles, por ejemplo, por una suscripción de 20€ al mes (ráscate los bolsillos, tira de hucha o “dónale” parte de tu paga) puedes hacerle padrino de una Aldea entera de las 8 que hay en España (una en San Lorenzo de El Escorial, Madrid). La organización le manda un certificado a su nombre como Padrino y toda la familia podréis visitar el recinto hasta cuatro veces al año. ¡Y participar en una fiesta con los niños de la Aldea en junio, con un montón de actividades, juegos, magia, comida…que es la mar de divertida! Seguro que le ganaréis el corazón a la vez que le dais un futuro a niños desfavorecidos.

UN MARCAPÁGINAS MUY MOLÓN

Haz una foto de tu hijo con los brazos hacia arriba y juntos, como si estuviera agarrando algo, imprímela a doble cara, plastifícalo, perfora un pequeño aguguerito, pásale un cordoncito de color con una borla de los que compras en cualquier mercería,  y tu padre tendrá un marcapáginas  precioso y único para su libro, su agenda, etc. con el que poder presumir de regalo chulo.

UNA FOTO CON MUCHO ARTE

Hazle a papá una pancarta con una cartulina donde ponga que le quieras y recorta las letras, luego dile a mamá que te haga una foto sosteniéndola de espaldas al sol para que la sombra en el suelo te proyecte a ti y el mensaje de tu pancarta. Doble sorpresa, foto de los niños y foto del trabajo hecho. ¿El regalo? Una imagen que puedes imprimir en blanco y negro y enmarcarla o, simplemente, mandársela a su móvil el Día del Padre a primera hora como una originalísima felicitación. Algo así:

LA INVITACIÓN A COMER EN SU RESTAURANTE FAVORITO

¿Qué tu padre es un gourmet empedernido? Nada mejor que llevarle a comer a un restaurante que le encante. Por supuesto, tienes que hacer la reserva y puedes ayudar a pagar una parte de la comida con algo de tus ahorros, pero puedes dar suspense al dejándole mensajitos con pistas en post-it los días previos a la vez que vas preparando una invitación escrita, dibujada y hecha por ti de principio a fin, metida en sus sobre y todo como manda el protocolo. Si aún no lo ha adivinado, el Día del Padre, por la mañana, le das tu invitación y…¡Oh, sorpresa! Verás cómo se le ilumina la cara. ¡Bon apetit!
rest-dad

EL DESAYUNO EN BANDEJA A LA CAMA, PORFA.

Todo un clásico que nunca pasa de moda es llevarle a papá el desayuno en una bandeja a la cama en su día, pero un desayuno hecho por los niños (siempre con la ayuda de un mayor), con tortitas, zumo de naranja, frutita cortada en trozos, su café y algún adornito como una guirnalda de corbatas recortadas, pegadas a un cordel y pinchadas en dos palillos en sus tortitas. No sabrá cómo daros las gracias…

UNA TAZA DE DESAYUNO Y UN SOPORTE PARA EL MÓVIL

Compra una taza blanca baratita y con un rotulador permanente dibúlaje algo le mole o pone un mensaje personal para que a la hora del desayuno, en el trabajo, piense cada día en tía cuando se tome un café. Y si quieres que también se acuerde de ti cuando se quede sin batería en el móvil, compra un soporte de plástico blanco de esos para guardar lápices o estropajos (en Ikea los encuentras baratísimos) y adórnaselo con algún motivo gracioso con un rotulador permanente, solo habrá que colgarlo del encuche y, listo. Más fácil, imposible, y más chulo, tampoco.

UNA ENTRADA PARA SU PARTIDO PREFERIDO

Si sabes que va a haber algún evento deportivo que le emocione especialmente, le puedes reservar una entrada y, el día 19 de marzo le das un vale como anticipo. Para que resulte más sorprendente, la cartulina la enrollas y la metes en una caja cilíndrica que hayas reciclado y adornado después (la puedes pintas, añadirle papeles pegados, hacer un collage, escribirle algún mensaje bonito, etc…) para que, al dárselo, no tenga ni la menor idea de qué va el regalo.

UNA AVENTURA ESPECIAL EN FAMILIA

Hay cosas que haya que hacer una vez en la vida, como dar una vuelta en globo por tu ciudad o por el campo. ¡Qué mejor día que el del Padre para regalarle esta aventura por los aires a papá! Siempre que no tenga miedo a las alturas, claro. Podéis sacar un bono familiar y disfrutar del mundo desde las alturas, volando por el cielo. Seguro que será un regalo que no olvidará  nunca, un recuerdo para toda la vida.

UNA CAJA DE BOMBONES HECHOS CON AMOR

Si tu padre es un goloso al que le encanta el dulce y, sobre todo, el chocolate, este regalo le vendrá a pedir de boca. Prepara una receta de bombones de chocolate y para que se formen utiliza un molde de silicona con cuadraditos como los de los cubitos de hielo y luego decóralos con fondant con figuras o con letras en otro color. El Día del Padre le sorprenderás ofreciéndoselos en una cajita decorada especial apra él y seguro que….¡ hummm! Será uno de los días más dulces de su vida.

Inmaculada Peral

Inmaculada Peral

Periodista y madre a tiempo completo.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter