Seguro que si como hace el CIS con el ranking de preocupaciones de los españoles, hacemos uno entre las madres con hijos en edad escolar, en uno de los primeros puestos sale… ¡Los piojos! Estoy segura de que, como yo, estáis hasta los pelos (literal) del tema de los piojos. Por fin conocemos, en el siglo XXI, cómo es una plaga bíblica. Yo que pensaba que a mi familia no le iba a tocar porque nunca, nunca, había habido piojos ni de cerca en nuestro entorno… Pues ¡Ay amigos!, estaba muy equivocada, porque desde hace como un año, la tragedia nos persigue. Mejor dicho, nos perseguía, porque por fin (crucemos los dedos) creo que hemos acabado con ello. Es una lucha diaria, pero no os desaniméis porque se puede conseguir. Es la guerra de guerrillas. ¿Estáis dispuestos a dar la batalla? Pues, hala, a las trincheras que ahora os cuento como hacerlo.

Tengo dos hijos mellizos, chico y chica, de 6 años que llevan yendo a la guarde, primero, y al cole, después, desde hace 5 años, y os puedo decir que, hasta hace uno, no había sabido nada de los asquerosos bichitos. Y mirad que hubo, en ambos sitios. Los chats de WhatsApp del grupo del cole, de ambas clases (cada uno va a una distinta) ardían y yo, ilusa de mi, pensaba: ¡Pues a nosotros no nos pasa!

Fue a finales del curso pasado, antes de irnos de vacaciones, cuando la niña empezó a rascarse mucho la cabeza. “Tiene piojos”, me dijo una amiga “experta” en el tema. Así que, dicho lo cual, le miré con mucho cuidado la cabeza pero yo, al menos, no vi nada. Y es que la niña es rubia y en los pelos rubios apenas se ven ni piojos ni liendres. Pero el niño es moreno y a él también le miré aunque no se rascaba. Y hete aquí que vi varios habitantes, chiquitines, pero varios. Al día siguiente yo fui a la pelu a teñirme y.. ¡también tenía piojos!: Hala, ya estábamos todos contagiados. A mí, con el tinte, me los “axfisiaron” y yo no he vuelto a tener, pero para mis hijos empezó un calvario de pruebas, productos, tratamientos, etc.. que nos ha durado, como el Guadiana, apareciendo y desapareciendo, casi un año.

Al lado de casa han abierto un centro de esos donde te los quitan sin utilizar ni un solo producto químico, Piojitos Fuera se llama. El tratamiento, que dura como mínimo una hora u hora y media, consiste en dividir el pelo en seis partes. Con una aspiradora de pelo te pasan con ella mechón por mechón para quitar los piojos, que van cayendo, no así las liendres. A continuación, con una lupa gigantesca que tiene una luz potente, pasan una lendrera para quitártelas una por una. Por si fuera poco, vuelven luego a revisar mechón por mechón a mano. En una hora y media estuvieron listos. No veáis la de piojitos fuera que salieron de las cabezas de ambos niños. ¡Impresionante! ¡Y asqueroso!

Pensé, listo, por fin se acabó la tortura. Nooo, amigos, craso error, la tortura no había hecho sino empezar.Primero porque hay que volver al centro para pasar una revisión a la semana y entre tanto hay que:

  1. Pasarse la lendrera a diario. Todos, los niños y yo…
  2. Hay que llevar a limpiar el coche de la familia. Aspirándolo a fondo, sobre todo los apoyacabezas de las sillitas infantiles y de los asientos de los mayores.
  3. Cambiar todas las sábanas, mantas y cojines de los sofás y pasar minuciosamente el tubo del aspirador de la casa en todos aquellos lugares donde reposan habitualmente las cabezas.
  4. Gomas del pelo, lazos, gafas de sol, peines, cepillos y todo lo que haya tocado cabezas: al congelador, mínimo 48 horas. También puedes hervirlos,  pero claro, hay cosas que mejor no hervirlas si quieres seguir teniéndolas.
  5. Las niñas deben ir siempre con el pelo recogido para ir al colegio. A los niños es conveniente cortales el pelo, pero no es obligatorio, claro. Además, durante esos días les puse repelente y unas gotitas de aceite de árbol de té detrás de las orejas y en la nuca para reforzar el tratamiento.
  6. Llevarlos bien perfumados con colonia siempre porque el olor de los productos antipiojos es muy fuerte

Una vez que ha pasado una semana y ya no salen más liendres, entonces podremos bajar la guardia y pasar la lendrera cada dos o tres días. Después de esto nos fuimos de vacaciones, vino la piscina y volvieron a salir, otra vez el mismo proceso, y con la vuelta al cole, en septiembre, y cuando juntaron las cabezas con sus compis al jugar, vuelta a empezar…

De tanto experimentar, he dado con la solución. Cuando hay piojos vivos, tratamiento de zz (en farmacias y parafarmacias, cuesta como 2 €), hervir, y desinfectar todo lo anterior y…, Aquí viene la madre del cordero, que creo que es la clave de toda esta historia: la lendrera se tiene que convertir en un miembro más de nuestra familia y ha de pasar por nuestras cabezas durante todo el año, al principio todos los días y, pasados los diez primeros sin nada, al menos una vez a la semana.

En mi caso, lo hacemos los fines de semana, que es cuando tenemos más tiempo. Es mejor hacer la revisión con luz natural y en seco, porque se ve mejor si hay o no hay bichos o liendres, aunque en mojado también se ve y si tienen el pelo muy largo, como es el caso de mi hija, le lavo la cabeza, le echo crema suavizante y entonces le paso la lendrera, para que la pobre no muera con tanto tirón. Desde que hacemos esto no hemos vuelto a tener piojos, pero es súper importante, si se ve algo, quitarlo manualmente y no dejar de revisar periódicamente. Ahí está la clave del éxito, en la constancia.

Luego hay trucos de prevención, que los podéis practicar o no, como veais, como añadir un chorrito de vinagre en el agua del último aclarado cuando los lavéis el pelo, ponerles las famosas gotitas de zz o aceite de árbol de té detrás de las orejas y en la nuca a diario…

Y ahora unas cuantas cosas que he aprendido durante mi lucha contra los piojos:.

  • Un piojo fuera de la cabeza solamente vive 48 horas, pero ni salta ni vuela.
  • En su hábitat, la cabeza, los piojos viven unos 40 días. Los huevos o liendres que pone la hembra  se adhieren al tallo del cabello cerca de la raíz y el piojo, nace a los 10. De ahí la importancia de pasar la lendrera a menudo. Para eliminar piojos y liendres.
  • Echar unas gotas de aceite de árbol de té al champú habitual no sirve de nada porque los componentes de ambos productos anulan el resultado.
  • Los piojos se propagan genial al juntar las cabezas (jugar al fútbol, en el cine, al hacerse selfies …).
  • Los piojos se contagian si intercambias horquillas,  cintas, diademas, gomas del pelo o incluso ¡gafas de sol!
  • Los productos antipiojos matan a los piojos pero no a las liendres. Y además al usarlos muchas veces los bichos se hacen resistentes y pierden efectividad.
  • Los piojos solo se van como os he contado, por favor, no le pongáis a los niños cualquier emplasto, enjuague, remedio u otra peregrina solución porque no sirve de nada y les estropeareis el cuero cabelludo a los niños.
  • Si todas las madre/padres nos ponemos manos a la obra, menos probabilidades hay que que volvamos a contagiarnos. Propongo institucionalizar el dia sin piojos en cada colegio. Te sugiero que copies y compartas este enlace y se lo envíes a los grupos de WhatsApp del cole, a ver si todo el mundo se anima y podemos erradicar esta plaga odiosa.
  • A la hora de comprar una lendrera, más vale una buena que ciento malas, lo siento pero las mejores suelen ser las más caras. Cómprala en la farmacia, parafarmacia o local donde se eliminan piojos. A mi, personalmente, me gustan las metálicas.

Y, finalmente, la gran verdad que me parece básica de toda esta historia: al piojo y la liendre única y exclusivamente se les combate con eficacia de manera manual. Así es que ánimo, paciencia y a la lucha, que al final podremos con ello. ¡Suerte!

Inmaculada Peral

Inmaculada Peral

Periodista y madre a tiempo completo.

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

One thought on “Pediculosis… Cómo acabar con la plaga para siempre

  1. Liova dice:

    Buenas tardes,
    Es el documento más gráfico y real que he leído en mucho tiempo. Los piojos cada vez se propagan con más facilidad y estos consejos los voy a aplicar desde ya. Por fortuna tengo la mejor lendrera del mercado y la voy a usar con carácter inmediato. Su duda esta persona que ha escrito este informe tiene experiencia y nos sirve!!!. Muchas gracias. Liova

Comments are closed.